Archive for 26 septiembre 2008

El Relampago del Catatumbo

El Relampago del Catatumbo

El relámpago del Catatumbo es un fenómeno meteorológico singular ubicado al sur del lago de Maracaibo en Venezuela, cuyo nombre proviene del río Catatumbo.

Este fenómeno se caracteriza por ser un relámpago casi continuado, que se produce en nubes de gran desarrollo vertical formando arcos eléctricos entre los 2 y los 10 kilómetros de altura (o más), a medida que los vientos alisios penetran en la superficie del lago en horas de la tarde (cuando la evaporación es mayor) y se ven obligados a ascender por el sistema montañoso de Perijá (de 3.750 msnm) y la Cordillera de Mérida, el ramal venezolano de los Andes (de 5.000 msnm, aproximadamente). El origen de este fenómeno está en el efecto orográfico de estas cordilleras que encierran y frenan a los vientos del noreste produciéndose nubes de gran desarrollo vertical, concentradas principalmente en la cuenca del río Catatumbo. Este fenómeno es muy fácil de ver desde cientos de kilómetros de distancia, es decir, desde el propio lago (donde no suelen presentarse nubes durante la noche) por lo que también se conoce como el Faro de Maracaibo, ya que las embarcaciones que surcaban la zona podían navegar durante la noche sin problemas en la época de la navegación a vela. Tiene una ocurrencia anual de 140 a 160 noches, durando hasta 10 horas por noche y produce hasta 280 descargas por hora. Además, estas tormentas eléctricas producen un elevado porcentaje de toda la capa de ozono generada a escala mundial por lo que el relámpago del Catatumbo puede considerarse como uno de los principales regeneradores individuales de la capa de ozono del planeta, pues produce aproximadamente 1.176.000 descargas eléctricas atmosféricas

El primer escrito donde se mencionó al relámpago del Catatumbo fue el poema "La Dragontea" de Lope de Vega en 1597. El naturalista y explorador prusiano Alejandro de Humboldt lo describe como "explosiones eléctricas que son como fulgores fosforescentes…", siendo reseñado luego por el geógrafo italiano Agustín Codazzi como un "relámpago continuado que parece surgir del río Zulia y sus alrededores".

Entre los principales estudios modernos se encuentra el realizado por Melchor Centeno, quién delimita la región de ocurrencia entre las coordenadas 8º 15′ y 10 norte y 4º 45’6 oeste. Centeno atribuye así el origen a las tormentas eléctricas, y atribuye la ocurrencia de las tormentas eléctricas a la circulación cerrada de vientos en la región.

Entre 1966 y 1970, el científico Andrés Zavrostky junto a ayudantes de la Universidad de los Andes, realizó tres expediciones con las cuales concluye que la localización tendría varios epicentros en las ciénagas del Parque Nacional Ciénagas de Juan Manuel de Aguas Claras y Aguas Negras al oeste del lago de Maracaibo, y sugiere en 1991 que el fenómeno ocurre por el encuentro de corrientes de aire frías y calientes sin descartar el uranio como posible agente cocausal, aunque este último hecho no pasa de ser mera especulación.

Entre 1997 y 2000, Rafael Falcón et al, realizan varias expediciones y logran el primer modelo microfísico del relámpago del Catatumbo identificando al metano como una de las principales causas del fenómeno.

 

El relámpago del Catatumbo es admirado por la sociedad venezolana, en especial en el estado noroccidental del Zulia, el cual tiene un rayo en su escudo oficial para simbolizar al fenómeno. También la letra del himno del Estado Zulia, cuyo autor es el zuliano Udón Pérez, incluye una estrofa que hace referencia a este fenómeno:

"La luz con que el relámpago /tenaz del Catatumbo/del nauta fija el rumbo/cual límpido farol"[1]

La etnia wari lo define como “la concentración de millones de cocuyos (luciérnagas) que todas las noches se reúnen en el Catatumbo para rendirle tributo a los padres de la creación”, mientras que los yucpas y los wayuu lo atribuyen a la presencia de los espíritus de los guajiros caídos que resplandecen como una especie de mensaje, además de considerarlo el "eterno resplandor en las alturas".

Una gaita zuliana (además de muchas otras canciones y obras) hace referencia al fenómeno del Catatumbo:

Una gaita por el mundo/ es un mensaje de amor/ y el rayo del Catatumbo/ le da luz con su fulgor[2]

Entre las principales curiosidades históricas se encuentra un cuento sobre el intento de Francis Drake en 1595 para saquear Maracaibo, el cual fue frustrado por el aviso temprano a la guarnición de la ciudad, producido gracias a la iluminación del relámpago. Además, durante la guerra de independencia, el rayo sirvió de faro para la fuerza naval del Almirante Padilla, quien logró derrotar a los navíos españoles el 24 de julio de 1823.

Se busca catalogar al relámpago del Catatumbo como patrimonio de la humanidad bajo la protección de la Unesco, y en caso de lograrse sería el primer fenómeno meteorológico con esta catalogación.

Fue declarado Patrimonio Natural del Zulia el 27 de septiembre de 2005.

LA FUNDACION DE MARACAIBO

 

Bandera_del_Municipio_Maracaibo

Plano Topografico de Maracaibo

La historia de la fundación de Maracaibo ha estado sujeta a históricas divergencias originadas en el hecho de que fueron varios los personajes y momentos en los que se intentó construir un verdadero asentamiento. El primer acercamiento a nuestra tierra lo realizó Alonso de Ojeda, el 24 de agosto de 1499 quien descubrió el Lago de Maracaibo, junto con Juan de la Cosa y Américo Vespucio.

Se atribuye a ellos el nombre de Venezuela cuando evocaron a la pequeña Venecia al ver que los habitantes vivían en palafitos sobre el Lago y que la gente se trasladaba de un sitio a otro mediante pequeños puentes de madera y en canoas.

La ciudad de Maracaibo fue fundada en tres ocasiones. La primera, el 8 de septiembre del año 1529 por el alemán Ambrosio Alfinger, conquistador de la casa Welser y primer gobernador de la Provincia de Venezuela, que partió en expedición desde Coro capital en aquel momento de dicha provincia. A la ciudad se le dio el nombre de Villa Maracaibo. Ésta tuvo una población de apenas 30 vecinos, y una actividad casi nula, por lo que Nicolás Federmann ordenó trasladar su población en 1535 al Cabo de la Vela (que hoy es parte de la República de Colombia) en la península Goajira.

Después de un segundo intento fallido en el año 1569 en el cual la ciudad es refundada como Ciudad Rodrigo por parte del capitán Alonso Pacheco, no es sino en 1573 que el Gobernador Diego de Mazariegos decidió restablecer la población confiándole al capitán Pedro Maldonado dicha encomienda. Así para 1574 fue refundada la ciudad con el nombre de Nueva Zamora de la Laguna de Maracaibo, en honor al gobernador Mazariegos, nativo de la ciudad de Zamora, en España.

Sin embargo, el historiador zuliano Roberto Jiménez Maggiolo se opone férreamente a el hecho de que Ambrosio Alfinger haya fundado la ciudad de Maracaibo argumentando que en un informe presentado por Alfinger en 1530 no hizo mención alguna de la fundación de un pueblo.

En la actualidad, Maracaibo es una ciudad moderna y dinámica en constante movimiento con un horizonte dominado por grandes edificios. La región no es vista como punto turistico, aun cuando en la ciudad se encuentran muchos ejemplos de arquitectura colonial y museos de interés. En el centro de la ciudad esta la Basílica de la Virgen de Chiquinquirá, patrona del Zulia, que es llamada cariñosamente La Chinita. A esta imagen de la Virgen cada 18 de noviembre le rinden culto multitudinario todos sus fieles, quienes depositan sus ofrendas por deseos cumplidos o por promesas hechas, ofrendas que generalmente son joyas de oro y piedras preciosas.

Los Palafitos se convirtieron en casas, y las casas en Edificios. El crecimiento urbano y comercial fué masivo después del descubrimiento del Petróleo en el estado zulia. En la Actualidad, el área urbana alcanza los 176km2 y el área rural los 217km2.

HAZ CLICK AQUI PARA ESCUCHAR UNA GAITA DEDICADA A MARACAIBO