Barroso con los alemanes Hasta el gobierno de Castro el petróleo, en diferentes formas, era usado por los zulianos. Desde los primeros pobladores que lo utilizaban como trampas donde sus presas quedaban pegadas, hasta el combustible para el alumbrado.

Con Cipriano Castro, desde el 28 de Febrero de 1.907 el Distrito Colón había sido concedido a Andrés Vigas; y en la misma fecha los distritos Maracaibo y Bolívar a Antonio Aranguren para la exploración, perforación y explotación del petróleo. Ambos concesionarios eran venezolanos e instrumento de las transnacionales. Castro no quería saber nada de potencias extranjeras.

En cambio Gómez sí. Los extranjeros lo habían ayudado a asegurar el golpe. Por eso en diciembre de 1.909 firmó con John Allen Tregelles un contrato de concesión para la exploración y explotación petrolera del Estado Zulia junto con Táchira, Trujillo, Mérida, Lara, Falcón, Carabobo, Anzoátegui, Sucre, Nueva Esparta, Monagas, Yaracuy y el Territorio Federal Delta Amacuro. Prácticamente caso todo el país.

Así se otorgó con esplendidez la primera concesión petrolera sobre el Zulia a extranjeros. El contrato cubriría la historia del Zulia de treinta años. Este sistema duraría sesenta y seis años.

 

Gustavo Ocando Yamarte, Historia del Zulia, pág. 455